Las zonas medioambientales danesas «Miljøzonen»

Clique directamente sobre el mapa para una navegación interactiva.

Aire limpio para los ciudadanos de las ciudades danesas. Este es el objetivo de las zonas medioambientales (Miljøzonen) de las cuatro grandes metrópolis del país.
Mediante el EcoSticker se pretenden reducir las emisiones de partículas finas, del óxido de nitrógeno (NOx) y de otras sustancias nocivas. Además, las diferentes instituciones públicas encargadas de gestionar los temas medioambientales tienen en cuenta esta problemática cada vez más.

Camiones y autobuses – especialmente aquellos que pertenecen a la norma EURO 3 y que mayoritariamente son vehículos contaminantes, deben de instalarse un filtro de partículas para así expulsar al aire menos partículas finas o en caso contrario no podrán acceder a ninguna de las zonas medioambientales. Los vehículos diésel de la norma EURO 1 y EURO 2 – siempre y cuando sean camiones y autobuses – no podrán circular por dichas zonas.

Señales de tráfico anunciando una zona medioambiental (Miljøzone) en Dinamarca

Por este motivo, el ministerio de medio ambiente danés ha realizado el año 2006 un cambio en «la legislación sobre la protección del medio ambiente»,  para así permitir que los municipios de Copenhague/Frederiksberg, Aalborg, Aarhus y Odense puedan crear zonas medioambientales y delimitar su perímetro.
Aquellos vehículos que accedan a una zona medioambiental, especialmente los camiones y autobuses contaminantes, necesitan un EcoSticker verde, o si se trata vehículos de la norma EURO 3 disponer de un filtro de partículas. En caso de no cumplir la normativa, se puede otorgar de manera limitada una autorización especial (el Ecosticker rojo).

Desde el 01.11.2011 (después de 3 años de obligatoriedad de llevar el distintivo en el tráfico nacional danés) se ha obligado también a todos los camiones y autobuses extranjeros a llevar un distintivo en caso de querer circular por una zona medioambiental.

Con la creación actualmente de cuatro zonas medioambientales en las ciudades más grandes danesas se vienen reduciendo desde el 2009 las emisiones y la contaminación del aire, tanto a medio plazo como a largo plazo. Además, se está fomentando el uso de vehículos energéticamente eficientes, así como la retirada de todos aquellos vehículos contaminantes.